www.lasluminarias.com

 

 

Es el punto de arranque de la fiesta. La mayoría de la gente, se reúne el sábado anterior a Las Luminarias para cortar los ramos que serán quemados la noche del 16 de enero, aunque durante toda la semana están entrando ramos en San Bartolo. Amigos, familias, vecinos... se reúnen para recogerlos, las peñas más importantes, suelen reunir a sus gentes al amanecer en el bar de Pistón, y después de tomar un café con su correspondiente copa, se sale al campo para empezar con la tarea.

Si miramos el manual de instrucciones para la recogida de ramos, nos dice que lo primero que hay que hacer nada mas llegar al tajo, es tomar una copa de aguardiente y un bollo para combatir  las bajas temperaturas de las mañanas de enero. Una vez concluido el ritual se empieza con el trabajo. Todos trabajan conjuntamente en la recogida del piorno o retama negra, unos se encargan de cortarlos, (con petas, picos o los más sofisticados con motosierras) y otros de recogerlos y atarlos en haces o gavillas. De vez en cuando se interrumpe el trabajo para hacer un descanso (aunque no estemos muy cansados) y para tomar una cervecilla con un pincho. Una vez entrada la mañana se cambia de tercio y se da paso a los cubatillas, que no paran de rular entre los rameros que trabajan en un ambiente de armonía y muy buen rollo.

Si no se da mal la tarea, poco más tarde del mediodía el camión ya estará bien cargado, es un día que se disfruta con un poco de trabajo y esfuerzo para luego obtener una recompensa: La comida. Es un día de campo, y como está mandao el menú consta de gran chuletada, chorizo, morcilla, y todo aquello que se pueda echar en una parrilla. Después a pesar del frío que suele hacer en enero se disfruta de la tarde en el campo tomando algún que otro cubata al amor de la lumbre.

Al anochecer regresan al pueblo los camiones cargados de ramos. Todos nos enteramos de su llegada, debido a los toques de claxon, que hacen sentir que el gran día está cerca.

Una vez descargados los ramos, se continúa con la fiesta haciendo la ronda por todos los bares de San Bartolomé, cubata va, cubata viene y que sea lo que Dios quiera.

En este día siempre oímos decir a los mayores que antiguamente, los ramos se recogían ese mismo día. Cada familia contaba con cinco o seis gavillas, que se transportaban en el caballo, yegua, burro o mula, por lo que las luminarias eran más pequeñas, pero más numerosas. Actualmente, como ya he comentado antes, los ramos se transportan en camiones, con lo cual se queman muchos más ramos y las luminarias son más grandes, pero en menor número.

Durante toda esta semana estamos respirando olor a luminarias con la presencia de ellos en nuestras calles, esperando este día con impaciencia.

 

 

 

 
 

Toda   la   información   sobre   Las   Luminarias   en   www.lasluminarias.com

 

LA FIESTA

EL SIGNIFICADO  

LAS CINTAS

INICIO

LOS ORÍGENES

LAS LUMINARIAS

 SAN ANTÓN